Las «fronteras» entre San Luis y La Rioja: 35 familias viven en un limbo

Spread the love

El aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado desde el 20 de marzo en Argentina por la pandemia del coronavirus sigue generando situaciones insólitas en cuanto a restricciones de circulación. 

Una columna editorial publicada semanas atrás en este diario, hacía referencia a la importancia del sentido común cuando de aplicar una ley se trata. 

“Ninguna norma, ninguna ley, ningún protocolo en ningún lugar del mundo puede aplicarse según su literalidad absoluta. Muchas veces se necesita una interpretación –de jueces, de policías, de inspectores o del funcionario que corresponda– basada en el contexto, en una historia, en una situación personal que no puede ser leída en términos jurídicos ante determinadas realidades”, indicaba la mencionada columna, refiriendo al caso de Solange Musse.

Publicidad

En el límite entre La Rioja y San Luis, hay familias que no pertenecen ni a una provincia, ni a otra, por haber quedado en una especie de “limbo” cuando se instalaron los puestos de control en la circulación.

Según precisó TN en un informe publicado, “en algunos sistemas figuran como residentes de San Luis, pero en otros están asentados como habitantes de La Rioja”. 

“En el puesto de control que ubicaron sobre la ruta 51 les piden a las personas que tienen sus casas a pocos metros del arco que marca el límite,  autorización para entrar a la provincia a la que, según su domicilio, ya pertenecen”, explicaron. 

Son alrededor de 35 las familias que viven atrapadas en esta situación. «Hay familias que tienen domicilio en San Luis, pero no pueden ir», indicaron. «Acá no hay sentido común, no hay nada», dijo una de las personas afectadas. «La policía te dice ‘no, no y no’. Nos quedaron los animales del otro lado, a 30 metros», contó otro.

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: