Juan Quintero le dice adiós a River para continuar su carrera en China

Compartí este articulo!
Juan Fernando Quintero jugó 61 partidos e hizo 12 goles en River, pero se metió en el corazón de los hinchas con su tanto en la final de Copa Libertadores 2018 ante Boca.

Juan Fernando Quintero jugó 61 partidos e hizo 12 goles en River, pero se metió en el corazón de los hinchas con su tanto en la final de Copa Libertadores 2018 ante Boca.

El mediocampista ofensivo colombiano Juan Fernando Quintero le pondrá fin a su ciclo de dos años y medio con la camiseta de River Plate y emprenderá hoy viaje a China -previa escala en Miami- para continuar su carrera en el Shenzhen, mientras los clubes resuelven algunos detalles mínimos para cerrar una operación por una suma cercana a los 13 millones de dólares.

Luego de dos semanas de intensas negociaciones, primero con los representantes de «Juanfer» y luego con el club chino, River se desprenderá del colombiano y percibirá ingresos por unos 10 millones de dólares libres de gastos y retenciones, en dos cuotas, una este año y la otra en 2021, según detalló a Télam una fuente de la comisión directiva «Millonaria».

La transferencia del hábil colombiano nacido hace 27 años en Medellín comenzó a tejerse entre el entorno del jugador cuando estuvo en Medellín hace poco más de un mes, pero el primer contacto con el Shenzhen no fue positivo ya que los primeros números estaban lejos de la cifra que pretendía River.

La negociación parecía estancarse pero se reabrió con una nueva oferta de los chinos y movilizó al colombiano, quien decidió despedirse de sus compañeros hace un par de semanas, previamente a la concentración que diagramó el DT Marcelo Gallardo en el predio River Camp, en Ezeiza, y continuó entrenando por su cuenta.

Quintero se incorporó a River en enero de 2018 tras jugar en Independiente Medellín (DIM) a préstamo aunque su pase pertenecía al Porto de Portugal, club al que River le abonó 500 mil euros por el préstamo.

Las buenas actuaciones de «Juanfer» hicieron que River hiciera uso de la opción de compra definitiva y así fue que pagó 3.750.000 de euros por el 90 por ciento del pase en dos cuotas de 710.000 euros cada una que ya abonó, mientras que aún debe la última cuota de 1.830.000 de euros venció en diciembre de año pasado (además se añadió a la suma final los 500 mil euros del préstamo).

La salida de Quintero se da en una temporada en la que, más allá del receso por la pandemia, no logró continuidad en el once inicial del «Muñeco» Gallardo y sólo pudo ser titular una vez, aunque influyó también la lesión de ligamentos que sufrió el año pasado que lo mantuvo alejado de las canchas durante casi todo 2019 y no retornó en el nivel que se le conocía.

Es que el colombiano protagonizó un gran 2018, con un rendimiento de menor a mayor que alcanzó su punto máximo en la final de la Copa Libertadores que River le ganó a Boca en Madrid por 3-1, en la que anotó un gol y asistió en otro a Gonzalo «Pity» Martínez.

Luego de esa final la cotización de «Juanfer» se fue a las nubes y River le fijó una cláusula de salida de 26 millones de euros en 2019, pero el 17 de marzo de ese año en un partido ante Independiente se rompió el ligamento cruzado izquierdo y debió afrontar una larga inactividad.

Si bien regresó en octubre de 2019 no estuvo en los partidos más importantes de River, la final de la Libertadores que perdió con Flamengo y la de la Copa Argentina que le ganó a Central Córdoba de Santiago del Estero.

Las estadísticas del colombiano marcan cierta irregularidad ya que en 61 partidos y 12 goles, apenas pudo completar los 90 minutos en 10 ocasiones y sólo un par de veces fueron en forma consecutiva.

De los 61 partido que jugó Quintero en River apenas 26 fueron en condición de titular y en 35 lo hizo desde el banco de suplentes, de todas maneras sobresalió cuando debía hacerlo, en la final de la Libertadores ante Boca.

Su nuevo equipo, de la ciudad de Shenzhen, tiene en su plantel a otro colombiano, Harold Preciado, quien seguramente lo ayudará en la adaptación a una cultura nueva y una vida totalmente distinta a la que llevaba en la Argentina.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: