Terapistas advierten que se ampliaron las camas para Covid-19 pero no el personal

Los terapistas del país expresaron en una carta abierta su preocupación por las condiciones de estrés y agotamiento que experimentan a diario, a raíz del aumento de los pacientes con coronavirus que requieren internación.

El texto suscitó la inmediata respuesta del Ministerio de Salud de la Nación, que reconoció que “la ampliación de camas tiene un límite y ese límite es el personal de salud”. 

Los dichos corresponden al secretario de Calidad en Salud de la Nación, Arnaldo Medina, quien confirmó que el porcentaje de ocupación de camas críticas viene creciendo en el país.

El promedio nacional se ubica en el 61 por ciento, pero algunas provincias como Río Negro, Mendoza y Jujuy son seguidas de cerca, porque esos índices superan el 70 por ciento. 

Publicidad

El funcionario informó que la cantidad de camas críticas se amplió un 46 por ciento a nivel nacional, al pasar de 8257 a 12450 unidades. Que la expansión fue posible gracias a una parte de un fondo nacional de 42 mil millones de pesos destinados a la pandemia. Y que la cantidad de respiradores por cada 100 mil habitantes pasó de 18,8 a 27,4 en esos meses. 

Sin embargo, Medina reconoció que esta expansión alcanzó un límite: los trabajadores de la salud. “Sabemos que muchos están agotados, estresados y cansados por la alta demanda que tienen”. Y destacó algunas estrategias para acompañarlos en estos momentos difíciles, como la capacitación on line, el traslado de profesionales a las provincias más críticas y las guardias virtuales llevadas a cabo por profesionales que cumplen con licencia, por ser grupos de riesgo. 

Por su parte, la viceministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, reconoció que la expansión del sistema de salud llegó al límite. “Hemos llegado al máximo, por eso apelamos al compromiso individual. Cada caso que prevenimos hoy, será una internación menos el día de mañana”, agregó. 

Colapsados 

Publicidad

La carta de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (Sati), a la cual adhieren las filiales de todas las provincias (incluida Córdoba), alertó: “Los médicos, enfermeros, kinesiólogos y otros miembros de las terapias sentimos que estamos perdiendo la batalla. La mayoría de las UTI del país se encuentran con un altísimo nivel de ocupación y los recursos se están agotando”. 

Para los profesionales, el punto más crítico es la escasez de personal “que a diferencia de las camas y los respiradores, no pueden multiplicarse”. Y piden mejoras salariales y reconocimiento de las tareas que realizan. 

Publicidad

Los terapistas aseguran estar exhaustos y que esto se traduce en una disminución en la calidad de atención. “Sentimos que no podemos más, que nos vamos quedando solos, que nos están dejando solos” y advierten que la población se ha relajado en las medidas de prevención. 

En Córdoba 

El último reporte del Ministerio de Salud provincial asegura que hay en Córdoba 842 pacientes internados en camas críticas de adultos. El porcentaje de ocupación es del 34,5 por ciento, sobre un total de 2.440 unidades. 

En julio, la Provincia informó que contaba con 2341 camas criticas compuestas de esta manera: 785 camas con respirador públicas, 783 camas con respirador privadas, 563 camas sin respirador privadas y 252 camas sin respirador públicas.

La cifra representa un aumento del 75 por ciento en relación al total reconocido por la cartera sanitaria, en marzo. Según datos del Registro de Unidades de Gestión de Prestaciones de Salud (Rugepresa), en aquella época había 1334 camas críticas en Córdoba compuestas de esta manera: 482 públicas y 852 privadas (714 adultos y 138 pediátricas). 

La Provincia no explicitó cuántos agentes sanitarios se tomaron para cubrir esa expansión. 

En alerta 

Andrés Peñaloza, presidente de la Sociedad Cordobesa de Terapia Intensiva, reconoció que el porcentaje de ocupación de camas es un promedio, y que depende de cada institución. Pero alertó que este indicador viene creciendo en forma alarmante, en las últimas dos semanas. 

Según el último parte provincial, el porcentaje de ocupación de camas críticas destinadas a la pandemia es del 16,9 por ciento. La cartera sanitaria reconoció que hay 224 personas internadas en estas áreas. La cifra representa un incremento del 180 por ciento en relación a dos semanas atrás, cuando se habían registrado 80 pacientes en camas críticas. 

Peñaloza destacó que también es mayor el promedio de estadía de un paciente Covid, en relación con un internado por otra patología. Y destacó que el aumento de camas críticas no fue acompañado por un refuerzo del personal competente. 

“La cantidad de terapistas en Córdoba ya era escasa antes de la pandemia. Ahora, la situación se agrava por las bajas por fallecimientos, contagios, grupos de riesgo y aislados por ser contactos estrechos. Es como querer llevar el auto al taller, arreglar los frenos sin un mecánico especialista. El arreglo te lo hace, pero nadie te va a garantizar que funcione”, agregó. 

Ante la falta de terapistas, la estrategia fue contratar especialidades afines, como médicos clínicos o cardiólogos, pero que no tienen la misma formación: “Vos podés comprar 10 respiradores, pero para formar un especialista necesitás al menos cuatro años”. 

Las sociedades científicas advierten que, sin un cambio de conciencia y mayores cuidados por parte de la población, estas cifras pueden seguir aumentando, en Córdoba como en el país. 

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: