La CGT repudió el accionar policial por el asesinato de Blas Correas

Compartí este articulo!

La CGT regional Córdoba emitió un comunicado este fin de semana en repudio al accionar policial que terminó con la muerte del joven de 17 años, Valentino Blas Correa la semana pasada. 

La central obrera mostró su preocupación por «las acciones de violencia ejercidas por la Policía de Córdoba». 

En el escrito, titulado «Violencia institucional nunca más», los gremialistas pidieron el esclarecimiento del hecho por el que hay dos policías detenidos e imputados y describieron situaciones de violencia institucional. 

«Durante estos meses de aislamiento preventivo obligatorio, las fuerzas del orden, a lo largo y ancho del país, han materializado sucesos de extrema violencia, donde en muchos casos terminaron con la muerte, durante y luego de las detenciones, y en otros la desaparición forzada de personas», expresaron desde la organización gremial que conduce José Pihen. 

Publicidad

Según manifestó la CGT, en Córdoba «las organizaciones gremiales y sus trabajadores también han sentido en carne propia la represión con golpes, balas de goma y detenciones en distintas movilizaciones originadas en la vulneración de derechos básicos: pérdidas de fuentes de trabajo, falta de pago de salarios, incumplimiento de protocolos de protección sanitaria». 

«La CGT acompaña el dolor de la familia del joven Valentino Blas Correa y reclama el pronto esclarecimiento de este fatal y lamentable hecho», finalizó el comunicado.   

Qué sucedió

Valentino Blas Correas murió de un disparo en la zona dorsal mientras viajaba en la parte de atrás con otros cuatro amigos en un Fiat Argo en la madrugada del jueves pasado. Luego de pasar por un retén policial en avenida Vélez Sársfield cerca del complejo Pablo Pizzurno, ffue alcanzado por uno de los proyectiles disparados por armas policiales, pero murió en el centro de Córdoba luego de que sus amigos intentaran llevarlo a una clínica para recibir atención.

Los dos presuntos responsables de los balazos al vehículo, los cabo primeros Lucas Gómez (35) y Javier Alarcón (31) fueron detenidos e imputados por el fiscal José Mana de homicidio calificado por la condición de policías agravado por el uso de arma de fuego. 

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: