El peso de las crisis, siempre sobre los mismos

Compartí este articulo!

Hace 136 días que los medios venimos cu- briendo en detalle lo que la pandemia nos está dejando. Desde lo sanitario, desde la ciencia o desde la economía, el Covid-19 nos arrebató hasta la agenda informativa.

La pandemia nos pasó por arriba, desde todo punto de vista. Y lo seguirá haciendo.

Pero, más allá de los datos que conforman las cifras de la catástrofe, nada impacta tanto como alguien que le pone un rostro a esa realidad.

Son una, dos, cien, miles, cientos de miles de historias, para las que no cabrían todas las páginas de un diario ni el espacio digital que se les asignara para contarlas.

Publicidad

En el Primer plano de esta edición hay apenas tres, pero vaya si son simbólicas y representativas de lo que vive gran parte de la sociedad argentina. Ese sector que si no paga sus deudas no descansa tranquilo; esa mayoría que trabaja cada vez más para ganar menos; esa que durante la pandemia vio mermar sus ingresos que, además, se esfuman cada minuto con la inflación.

Son quienes pagan el alquiler, la cuota del colegio de los chicos y una buena conectividad para trabajar y para que los hijos no dejen de asistir a las clases virtuales. No califican para el IFE ni para otros subsidios, y bancan la cuarentena porque, mal que mal, aún pueden. Son, también, quienes ligarán y deberán abonar la multa si se olvidan de subirse el barbijo mientras caminan por la calle.

Entre las cosas que la pandemia dejó al descubierto, se suma esta: la cada vez más mermada, difusa e imprecisa clase media carga, casi en soledad, con el peso de otra crisis. Como pasó antes.

Casi que este sector se podría ilustrar como una esponja apretada por el Estado, a la que nunca se la termina de drenar, gota por gota. El problema es que el líquido se va terminando y, además, la esponja es cada vez más chica.

No se trata de qué gobierno piensa en ellos, porque difícilmente se puedan rastrear medidas económicas de alguno que haya planteado las cosas de manera diferente y creativa.

Publicidad

La foto de tapa rescata esa lucha cotidiana para salir a flote y empezar siempre de nuevo.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 2/08/2020 en nuestra edición impresa.

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: