Sin trabas para subir el Presupuesto nacional un 33,6%

Compartí este articulo!

Con la ampliación presupuestaria que el oficialismo se encamina a sancionar el martes en la Cámara de Diputados, el Gobierno quedará autorizado para elevar el gasto a 7,391 billones de pesos, lo que implica un incremento del 33,6% en comparación con el 30 de junio y del 57,7% contra enero.

El Frente de Todos consiguió ayer obtener un dictamen favorable en la Comisión de Presupuesto y Hacienda, por lo que se descuenta que tanto en el recinto virtual de la Cámara Baja como en su posterior paso por el Senado, donde ostenta mayoría, no tendrá inconvenientes para que se apruebe la reconducción de ingresos y gastos.

Si bien los subsidios al transporte de pasajeros (ver aparte) tallaron fuerte en el debate de la comisión encabezada por Carlos Heller, otros ítems presentan variantes sustanciales e implicarán, asimismo, un aumento de los déficits primario y financiero del Estado.

Los recursos totales previstos para el año se elevan a 4,389 billones de pesos (poco más de 58.500 millones de dólares al tipo de cambio oficial), con un aumento del 22,2% respecto de la previsión inicial del Gobierno.

Publicidad

En los grandes números, ahora la administración de Alberto Fernández quedará avalada para gastar 7,391 billones, lo que origina un rojo de 3,001 billones, un 174,2% más que en enero.

Pero la suba del déficit primario (descontados los pagos de intereses de la deuda) será mayor en términos porcentuales, ya que, sobre 2,214 billones de pesos, representa un 620% de incremento por sobre el comienzo del año.

Heller explicó que la mayor parte de las ampliaciones presupuestas están vinculadas con la necesidad de “atender la emergencia económico-social, atender el funcionamiento del Estado y mitigar la pandemia”, señaló.

El diputado explicó que, pese a los cambios, se mantendrá tanto el cambio en la posición del IVA (de cero a 10,5% para la leche común) como la dolarización de la deuda en pesos.

Esos dos eran los puntos más criticados por Juntos por el Cambio, que emitió con 22 votos un dictamen en disidencia. En tanto, el schiarettista Paulo Cassinerio, de Córdoba Federal, firmó en disidencia.

Publicidad

Alrededor de 1,5 billones de pesos del incremento presupuestario estarán dirigidos a prestaciones de seguridad social, subsidios económicos (energéticos y de transporte de pasajeros), los programas Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y Asistencia a la Producción y el Trabajo (ATP), asignaciones familiares y AUH.

El recálculo contiene algunas variantes específicas. Por ejemplo, la provincia de La Rioja consiguió 7.100 millones de pesos adicionales. El hospital Posadas, en tanto, obtuvo un refuerzo de partidas de 300 millones de pesos.

La mitad del aumento va para la pandemia

Publicidad

El IVA a la leche y títulos en dólares dividieron las aguas.

7,391 billones Casi 100 mil millones de dólares al tipo de cambio oficial es el nuevo presupuesto total de la Nación, según la ampliación.

1,5 billones Es la cifra que entre todas las partidas se utilizará para atender políticas y asistencias dirigidas a enfrentar la pandemia del Covid-19.

620% Es el aumento del déficit primario (descontados pagos de intereses de deuda) previsto comparado con la estimación inicial del año.

SÍNTESIS POLÍTICA

Información exclusiva y el mejor análisis, los lunes en tu correo.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 31/07/2020 en nuestra edición impresa.

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: