Schiaretti ordenó no hablar y la oposición lo acusa de apoyar la reforma kirchnerista

Luego del anuncio del presidente Alberto Fernández sobre la reforma judicial que impulsa, el gobernador Juan Schiaretti tomó la decisión política de que los cuatro diputados nacionales que le responden no hablen del tema “hasta conocer el proyecto”, según dijeron voceros del PJ cordobés.

Antes del mensaje del Presidente, los diputados schiarettistas salieron ayer a responder las críticas de Juntos por el Cambio, por el apoyo a la moratoria que promovió el Poder Ejecutivo Nacional.

Es más, desde el propio bloque cordobés se informó que Carlos Gutiérrez, en su condición de titular de la bancada Córdoba Federal, iba a participar de manera virtual del acto que el Presidente encabezó en la Casa Rosada.

También se adelantó que, luego del mensaje de Alberto Fernández, el diputado riocuartense daría la posición de su bancada.

Publicidad

Sin embargo, hubo un cambio de estrategia de comunicación: desde el Centro Cívico se ordenó no hablar hasta conocer el proyecto oficial.

“No podemos hablar de un proyecto que no conocemos. Sólo hubo el mensaje del Presidente con el anuncio, pero no conocemos los detalles de un tema que se debe analizar en profundidad”, justificaron desde el entorno de dos diputados schiarettistas consultados por La Voz.

Como ocurrió con otros proyectos controvertidos que se fogonean desde la Casa Rosada, el gobernador prefiere el silencio.

De todos modos, fuentes del PJ provincial señalaron que algunos de los cambios que anunció el Presidente podrían tener el apoyo de los schiarettistas.

Sin embargo, una eventual ampliación de miembros de la Corte Suprema de Justicia será un tema “delicado” que obligaría un análisis más profundo de parte del gobernador y de sus legisladores nacionales.

Publicidad

Esta definición va en línea con el mensaje permanente de Schiaretti, sobre que no hay democracia sin independencia del Poder Judicial y sin libertad de prensa.

La iniciativa de Alberto Fernández incluye la conformación de una comisión asesora para analizar posibles cambios en el funcionamiento de la Corte Suprema y del Consejo de la Magistratura.

Esta comisión tendrá 90 días para elevar sus conclusiones al Presidente. Por lo cual, el tema más polémico de los cambios en la Justicia se discutirá más adelante.

Publicidad

En este escenario, el gobernador decidió ponerles un freno a las declaraciones públicas de sus legisladores. No quiere correr el riesgo de generar algún ruido en la buena relación institucional que hoy tiene con el Gobierno nacional.

Críticas opositoras

El silencio de los legisladores peronistas generó una fuerte reacción de los opositores cordobeses, que aseguraron que el gobernador Schiaretti terminará apoyando las reformas que se impulsan desde la Casa Rosada.

Mario Negri, titular del interbloque Juntos por el Cambio, no dudó en asegurar que los schiarettistas terminarán votando los cambios en la Justicia que impulsa el poder central.

“Ya no sorprende que el peronismo de Córdoba vote a favor de todos los proyectos que envía el gobierno de Alberto y Cristina Fernández. Nos vamos a sorprender cuando rechacen alguna iniciativa, pero no creo que vivamos esa situación”, fustigó el dirigente radical.

Por su parte, Luis Juez, fundador del Frente Cívico y diputado por ese espacio, cuestionó la postura del PJ cordobés.

“Schiaretti se llena la boca diciendo que él defiende los intereses de Córdoba, pero en la práctica apoya todas la iniciativas del Presidente y Cristina Fernández, porque depende de la billetera del Gobierno nacional”, fustigó el exintendente de Córdoba.

En el mismo sentido se pronunciaron la senadora nacional, la macrista Laura Rodríguez Machado, y la diputada radical Brenda Austin.

“No sólo con la reforma judicial el schiarettismo viene apoyando todas las iniciativas del Gobierno nacional, como la moratoria, que es un traje a medida para Cristóbal López”, fustigó la macrista Rodríguez Machado.

Mientras, Austin también apuntó a la supuesta dependencia del Centro Cívico con la Casa Rosada. “No tengo ninguna duda de que el gobernador está condicionado por la Nación. Es lo que viene sucediendo en la Cámara de Diputados, con el apoyo de los schiarettistas a todas las medidas del Gobierno”, dijo Austin.

Se nombrarían 132 nuevos jueces

En muchos casos, serían jueces subrogantes.

Si la reforma judicial que ayer anunció el presidente Alberto Fernández es aprobada por el Congreso, en un corto período serían designados 132 jueces federales, lo que representa un sustancial poder para el Gobierno.

Entre los nombramientos, habría 23 cargos de jueces de primera instancia y 15 de tribunales orales porteños en Comodoro Py. Además, el Ejecutivo incluyó una iniciativa del macrismo que apunta a duplicar la Justicia federal del interior del país.

Los 6 puntos principales de la reforma

En medio de las propuestas, hay un guiño a la oposición.

El proyecto de reforma de la Justicia federal que anunció ayer el presidente Alberto Fernández tiene seis puntos que se destacan.

Penal. En primer lugar, crea la Justicia federal penal, con asiento en la ciudad de Buenos Aires, mediante la consolidación de los fueros Criminal y Correccional Federal y Penal Económico. Cada uno de esos tribunales actuará en lo sucesivo con una de las dos secretarías que tienen. La restante se convertirá en secretaría de 23 nuevos tribunales que se sumarán.

Subrogantes. En segundo lugar, propicia que el nuevo fuero Federal Penal comience a funcionar “cuanto antes”. Por ello, se ha previsto un sistema de subrogancias. Los jueces serán propuestos por la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional. Intervendrán también el Consejo de la Magistratura y el Senado. Esta nueva estructura no afectará el principio del juez natural de las causas.

Más tribunales. En tercer lugar, el proyecto propone la unificación de las cámaras de apelaciones y la creación de tribunales orales, de fiscalías y de defensorías para que se sumen al nuevo esquema.

Transferencia. En cuarta instancia, se transfiere a la ciudad de Buenos Aires la competencia para investigar y juzgar la totalidad de los delitos no federales cometidos en su territorio, con lo que se completará de este modo el proceso de transferencia de competencias penales pendiente desde 1994.

Unificación. El quinto punto consiste en la unificación plena de la materia Civil y Comercial Federal con la que es propia del Contencioso Administrativo.

Interior. El sexto punto promueve “el fortalecimiento de la Justicia federal en el interior del país”. Recoge el texto de un proyecto de ley impulsado por la anterior gestión de gobierno en el marco del programa Justicia 2020. El proyecto citado fue presentado ante el Senado de la Nación por los senadores Humberto Schiavoni, Federico Pinedo, Ernesto Martínez, Rodolfo Urtubey, Luis Naidenoff y por la senadora Silvia Elías de Pérez, según anunció el jefe del Estado.

SÍNTESIS POLÍTICA

Información exclusiva y el mejor análisis, los lunes en tu correo.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 31/07/2020 en nuestra edición impresa.

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: