Conocé a Josefina Cattaneo, la monja que usa TikTok para acercar la palabra de Jesús en el sur de Córdoba

Josefina Cattaneo llegó hace cinco meses a la Congregación Mercedarias del Niño Jesús, en La Carlota, una ciudad ubicada a 300 kilómetros al sudeste de Córdoba capital.

Es una monja “centennial”. A sus jóvenes 25 años, la religiosa usa la red social TikTok para acercar la palabra de Jesús. En las últimas semanas, sus videos fueron furor no sólo en la ciudad de poco más de 10 mil habitantes, sino que su historia se empezó a viralizar en el país.

Publicidad

Cattaneo vive en un claustro con otras cinco monjas. Tiene más de 14.000 seguidores y 72.000 likes en TikTok y nada parece detenerla, ni el hábito de monja ni los temas pop o de reggaeton con los que acompaña sus publicaciones. Todo es válido si se trata de compartir la palabra de Cristo. 

“Me gusta mucho el TikTok porque es una manera nueva y novedosa de poder estar en las redes. TikTok tiene algo gracioso, con alegría y eso me motiva mucho”, dijo la monja a Canal 10.

Consultada sobre la respuesta de la iglesia, la joven manifestó que se “sintió muy respetada por sus superiores y que nunca le han llamado la atención”.

Publicidad

Para Josefina TikTok es un puente para llevar a Jesús. “En pandemia es lo único que tengo para acercarme a la gente y no dejar de anunciarlo”.

Su historia

Publicidad

Josefina ingresó a la vida religiosa  a los 17 años. Oriunda de Verónica, transcurrió parte de su juventud en Magdalena, ambas ciudades de la provincia de Buenos Aires.

Es la tercera de cuatro hermanos de una familia bonaerense de clase media. Suele contar que «era una joven que salía y se divertía», como cualquier otra chica, y que cuando competía en atletismo en los Juegos Bonaerenses y estaba muy cansada de correr, «le pedía a Jesús que me ayudara a terminar».

Ella siempre estuvo cerca de la fe católica, pero nunca había pensado en dedicar su vida enteramente a compartir la palabra de Jesús hasta que, en una misión en Quitilipi, Chaco, se le abrió un nuevo mundo. «Fue un clic», contó sobre la decisión de tomar los hábitos.

Tanto en Instagram como en TikTok se la puede ver acompañada de sus hermanas, bailando o cantando, pero siempre predicando su amor por Cristo.

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: